DISFRUTA EL HELADO

Cuando no podía comer ni tomar agua imaginaba el sabor de las cosas,el sorbo del agua helada recorriendo mi garganta,un poco de café y claro los helados,en especial el de chocolate. Mi imaginación me ayudaba a transportarme y a sobrellevar mis ganas infinitas de poder probar algo de nuevo.
Siempre he dejado que mi niña interior me permita mirar y disfrutar de las cosas con plenitud,sin darlas por hecho,sin limitarlas o convertirlas en cosas obvias.
Quizás por eso disfruto de las cosas más simples y puedo crear una aventura en un jardín,en la calle o en centro comercial.
Hoy,mientras compraba una paleta de helado ,me tomé la foto feliz y luego la comí como si fuera la ultima!!
Si me preguntas que es lo extraordinario,es sentir el sabor en mi boca, de una simple paleta en una tarde cualquiera y nunca nunca dejar de disfrutar el helado!!!

romina rojas b.